Home » Publicaciones » Por qué tus hijos no deberían abusar del azúcar

Desde hace bastante tiempo escuchamos en los medios de comunicación que el azúcar no es tan bueno para la salud como nos habían dicho. Y ahora, más concienciados con este tema, como padres y madres de niños pequeños nos preocupa el consumo excesivo de azúcares, tan innecesariamente presentes en los alimentos que consume nuestra familia.

Esto, que tan obvio parece para nosotros, no es tan fácil de comunicar a nuestros hijos, ya que ellos solo atienden al sabor de las cosas dulces y no entienden nada más allá de eso. Por esta razón, es muy importante elegir un tono de comunicación que les permita ver que un bajo consumo de azúcar será beneficioso para ellos, tanto en el presente como en el futuro.

por qué es tan importante que tus hijos no tomen azúcar

Los buenos hábitos alimenticios son herramientas importantes para que nuestros hijos tengan una vida saludable

Con el auge de la alimentación infantil se ha observado en los últimos años un alarmante incremento del sobrepeso y la obesidad los niños. Bollería industrial, chucherías, alimentos y bebidas procesadas…. todos estos son productos que se envuelven en una imagen atractiva y en un formato muy cómodo, escondiendo unos niveles de azúcar nocivos para el correcto desarrollo de los más pequeños.

A todo esto, se añade el factor del aumento de los hábitos sedentarios infantiles. La falta de espacios para jugar y la llegada de los smartphones, internet o las videoconsolas a sus horas de ocio hacen vital hacerles entender a los niños el valor de una dieta saludable en la que los azucares son un placer excepcional y no habitual y que, siempre que puedan, tienen que realizar actividad física adaptadas a sus gustos y necesidades.

La alimentación de los progenitores es el reflejo de la alimentación de sus hijos

El azúcar, gracias al contacto con la saliva, se convierte en un ácido que, en el caso de que no se elimine, provoca caries y graves problemas en la salud bucodental de los más pequeños. Aparte del miedo que el dentista provoca en la mayor parte de los niños, hay que inculcarles que si comen mucho azúcar las probabilidades de tener una caries se multiplican y eso, inevitablemente, hará también que su sonrisa se estropee.

Como padres y madres, además, debemos ser conscientes de que el consumo de productos con un elevado nivel de azúcar quita el hambre a los pequeños, que si abusan de estos tendrán una dieta desequilibrada y problemas de nutrición.

Los problemas asociados al consumo excesivo de azúcar no se limitan solo a los anteriormente mencionados. Aumento del colesterol y triglicéridos, problemas de corazón, diabetes, presión arterial elevada, ansiedad, hiperactividad y depresión… son otras de las consecuencias de un abuso continuado de esta sustancia que no aporta ningún valor nutricional.

Para conseguir que tus hijos adopten una dieta sana y equilibrada lo primero que tienes que hacer es dar ejemplo. Si ellos ven que sustituyes los alimentos con exceso de azúcar por frutas y verduras te imitarán y crecerán con unos hábitos saludables que les evitarán patologías futuras.

En Buccaris queremos que tú y los tuyos disfrutéis de una boca sana gracias a una alimentación variada y unas revisiones periódicas realizadas por los mejores profesionales de la salud bucodental. ¡Acércate a nuestra consulta y déjate asesorar por nuestro equipo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.