Home » Publicaciones » Blog » La importancia de la limpieza dental

Existe la creencia de que la limpieza dental realizada por profesionales puede provocar que los dientes se ensucien con mayor facilidad. Este es uno de los mitos que existen sobre la limpieza dental pero hoy queremos dejar claro que no es cierto y que la limpieza profesional es indispensable para mantener la salud de tu boca.

limpieza dental en Madrid

Lo primero que debes saber es que el sarro o cálculo dental se produce por la calcificación de la placa bacteriana por depósito de sales de calcio. Estas sales provienen de la saliva, por ello se dice que la saliva produce sarro. Por este motivo, es importante realizar una profunda higiene diaria pero no es suficiente ya que el sarro se adhiere tan fuertemente al esmalte que para eliminarlo totalmente hay que recurrir a una limpieza profesional. Las consecuencias de no realizar esta limpieza pueden ser, entre otras:

  • Gingivitis: es la inflamación e infección que destruye los tejidos de soporte de los dientes. Esto puede incluir las encías, los ligamentos periodontales y los alvéolos dentales (hueso alveolar). El sarro irrita e inflama las encías. Las bacterias y las toxinas que éstas producen hacen que las encías se infecten, se inflamen y se tornen sensibles.
  • Periodontitis: ocurre cuando la inflamación o la infección de las encías (gingivitis) se deja que avance sin tratamiento. La infección e inflamación se diseminan desde las encías (gingiva) hasta los ligamentos y el hueso que sirven de soporte a los dientes. La pérdida de soporte hace que los dientes se aflojen y finalmente se caigan. La periodontitis es la causa principal de la caída de los dientes en los adultos.
  • Halitosis: el mal olor de la boca se produce por descomposición bacteriana de restos de alimentos entre los dientes, de saliva, de células de la mucosa oral o de sangre, que producen sustancias volátiles como ácidos grasos simples y se suelen producir por higiene bucal escasa.

Además, los últimos estudios señalan que existe relación entre las infecciones bucales y las enfermedades cardiovasculares, ya que la boca puede ser portadora de bacterias que pueden pasar a la sangre y afectar a otros órganos, como el corazón.

Por todo ello, es imprescindible que, al menos una vez al año, y preferiblemente cada 6 meses, recurras a un dentista o higienista para que, con un proceso sencillo que dura alrededor de media hora, te realice una limpieza profunda de encías, elimine la placa bacteriana y el sarro y pula tus dientes. Se trata de un proceso indoloro que aporta grandes beneficios para tu salud. Asimismo, el dentista te podrá orientar sobre cómo realizar una correcta higiene diaria de tu boca.

¡No olvides la importancia de tener una boca sana!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.