Home » Publicaciones » Blog » Influencia de la genética en la salud bucodental

Todos conocemos la influencia de la genética en nuestras características físicas como el color de ojos o de pelo, la altura o las enfermedades que mermarán nuestra salud a lo largo de la vida. De lo que ya no somos tan conscientes es de que las patologías que afectan a nuestra salud bucodental también están determinadas, en muchos casos, por la herencia recibida de nuestros padres e incluso de nuestros abuelos.

salud bucodental genética

Hasta 41 genes son responsables de la inflamación de las encías

De hecho, estudios recientes han demostrado que hasta un 30% de la población puede estar predispuesta por sus genes a sufrir una enfermedad periodental, patología en la que existen hasta 41 tipos de genes implicados directamente en la inflamación de las encías.

Pero no solo las encías pueden verse afectadas por la herencia genética. Las piezas dentales y su colocación pueden ser producto de una genética que los predispone a poseer morfologías y tamaños incorrectos, estar apiñados o mal alineados.

Así, patologías como el apiñamiento primario, el que se forma porque no existe una proporción entre el tamaño de las arcadas dentarias y la suma de los diámetros mesodistales de los dientes, y las maloclusiones están determinadas por la herencia genética, determinante en la formación de la estructura craneofacial y dental. También en la pérdida prematura de las piezas hay un componente genético importante que hay que tener en cuenta.

La acidez de la saliva viene determinada por la genética

Otro aspecto determinado por los genes es la cantidad y la calidad de la saliva, elemento clave en la salud bucodental. La saliva es un protector natural de los dientes, ya que los mantiene limpios. Por tanto, si su calidad y/o cantidad no es la adecuada o su pH no es equilibrado, no podrá luchar contra las bacterias que habitan en la cavidad oral, estas formarán sarro y caries y afectarán también a las encías.

Esto significa que la influencia genética explica en gran medida que personas que no mantienen una correcta higiene bucal apenas presenten patologías como caries o sarro y otras, más estrictas en este tema, sí las tengan.

De todas formas, que unos padres tengan maloclusiones, apiñamientos o enfermedades periodontales no significa que sus hijos también las sufran, ya que intervienen muchos factores en estas patologías. No nos cansamos de recomendar que ya sea por influencia genética o por otras causas, la mejor manera de mantener una salud bucodental óptima es visitando regularmente al dentista.

En Buccaris te podemos ayudar con todas las dudas y preguntas que tengas sobre este y otros temas, así que visítanos y consúltanos todo lo que necesites.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.