Home » Publicaciones » Blog » Gingivitis, una molesta enfermedad bucal

La gingivitis es una de las más comunes enfermedades periodontales. Consiste en la inflamación de las encías debida a los efectos a largo plazo de los depósitos de la placa en los dientes que contribuyen a la presencia de bacterias.

Si no se elimina la placa, se convierte en el molesto y antiestético sarro que queda atrapado en la base del diente. Las tóxinas y bacterias que, tanto sarro como placa producen, irritan, infectan e inflaman las encías.

Uno de los peligros de la gingivitis se debe a que puede afectar a cualquier persona y presentarse en cualquier edad, además, aunque en un principio, su aparición no es dolorosa, si no es tratada a su debido tiempo puede convertirse en periodontitis, que afecta gravemente a los dientes y puede llevar aparejada la pérdida de los mismos.

Causas de la gingivitis

Además de aspectos puramente genéticos de cada persona, existen una serie de factores que agravan la posibilidad de sufrir esta dolencia. Algunos de estos factores son difíciles de cambiar e incluso incontrolables:

  • Ciertas infecciones y enfermedades sistémicas. Las personas que padecen de diabetes son más propensas.
  • Dientes mal alineados. Cuando existe solapamiento de los dientes es más complicado eliminar la placa.
  • Uso de determinados medicamentos, bismuto y fenitoína entre otros.
  • Cambios hormonales. Durante el embarazo es frecuente la aparición de gingivitis
  • Tratamientos mal realizados como coronas o empastes.

gingivitis

Entre los factores que si podemos controlar, se encuentran:

  • Falta de vitamina C o B3, incluyendo alimentos en nuestra dieta que nos aporten la cantidad necesaria.
  • Falta o inadecuada higiene bucal. Añadir enjuagues a la rutina de la higiene bucal es una buena opción.
  • Tabaquismo, el humo y los componentes del cigarrillo son enemigos declarados de nuestras encías.

La gingivitis se presenta en varios estados y los síntomas son distintos según en el que se encuentre:

  • En la primera fase, la lesión es inicial, se trata de una gingivitis leve durante la cual las encías presentan un ligero enrojecimiento y un leve sangrado durante el cepillado.
  • En la segunda fase, la lesión aún es temprana y moderada. Las encías están enrojecidas, apareciendo la hinchazón y el abundante sangrado en el cepillado.
  • En la tercera fase, la lesión es grave. La encía deja de estar adherida al diente y el espacio entre ellos es amplio, el sangrado es espontáneo.

Visitar al dentista periódicamente y mantener una adecuada higiene bucal contribuirán a solucionar el problema de la existencia de gingivitis. En Clinica Buccaris te ayudamos a prevenir esta molesta enfermedad ¡Ven a visitarnos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.