Home » Publicaciones » Blog » Cosas que no deberías hacer con los dientes

Una de las noticias de este Mundial de Fútbol ha sido el mordisco que el uruguayo Luis Suárez le propinó al defensa italiano Chiellini en el transcurso de un partido. Ciertamente se trata de un comportamiento censurable y que no ayuda a presentar el deporte como una actividad ejemplarizante a los ojos del espectador. Y, encima, hace un uso poco adecuado de los dientes.

Vamos a aprovechar para hacer un repaso a cosas que no deberías hacer con los dientes, no porque sea de mala educación (que también), sino porque corres el riesgo de dañarlos y obligarte a visitarnos antes de lo esperado.

Cosas que no deberías hacer con los dientes

Cosas que no debes hacer

No utilices tus dientes para abrir botellas… Imaginamos que con las chapas no te atreves, pero nos referimos también a los tapones de plástico… A no ser que no te importe fracturarte alguno.

No uses los dientes para cortar hilo. Puedes provocar un desgaste pronunciado, dañarte la encía o un desgarro. Por algo se inventaron las tijeras…

¿Eres de los que muerden las uñas? Seguramente tu madre te ha dicho más de una vez que no lo hagas. ¡Y aunque no sea odontóloga tiene mucha razón! Además de favorecer la aparición del bruxismo, bajo las uñas se puede acumular una gran cantidad de bacterias y no deberías dejarlas entrar en tu boca. Además, ir por ahí con las uñas mordidas causa muy mal efecto…

Olvídate de masticar hielo. Aunque haga mucho calor o estés aburrido, es una forma fácil de producirte una fisura. Mejor pide un granizado.

Deja de comer gominolas, aunque sean de osito… Se pegan a las piezas dentales y favorecen la aparición de las tan temidas caries. Si alguna vez caes en la tentación, procura que el ataque de culpabilidad que te inunde después te lleve a lavarte bien los dientes.

¿Estudias? ¿Te pasas largas horas delante de tus libros intentando retener conceptos? ¿Has caído en la tentación de mordisquear tu lápiz como recurso para ganar en concentración? Pues tampoco deberías… Es como masticar hielo, pero en seco…

Y, por supuesto, nunca muerdas a un contrario, aunque vayas perdiendo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.