Home » Publicaciones » Blog » Cómo te afectan las caries

A estas alturas todos deberíamos saber lo importante que es mantener nuestra boca libre de caries. Se trata de una enfermedad que destruye los tejidos del diente debido al efecto de la placa bacteriana. Las bacterias que habitan en nuestra cavidad bucal son muy importantes, ya que sintetizan vitaminas, inician el proceso de digestión, impiden la implantación de microorganismos extraños… por lo que no podemos destruirlas.

Debemos convivir con ellas, pero no alimentarlas, ya que fabrican los ácidos que provocan las caries a partir de los restos de comida que quedan entre nuestros dientes. Las principales medidas que debemos tomar es cepillarnos los dientes de manera correcta después de cada comida, evitar los dulces y las bebidas gaseosas y acudir una vez al año a nuestro dentista para comprobar el estado de nuestra salud bucodental.

las caries

En qué te pueden afectar las caries

Todas estas medidas son muy importantes, porque las caries no sólo afectan a nuestros dientes o nuestra boca. Pueden ser la vía de entrada a nuestro torrente sanguíneo de diferentes afecciones o enfermedades. De hecho, diferentes patologías relacionadas con el funcionamiento del corazón o, incluso, con el desarrollo de la diabetes, pueden tener su origen en nuestra boca. Asimismo pueden llegar a provocar partos prematuros en mujeres embarazadas.

Pero no estamos bien preparados para una correcta prevención. Según datos de la Encuesta de Salud Oral en España, sólo el 33% de los adultos se cepilla correctamente los dientes una vez al día, lo que se traduce en que el 92% padezca alguna caries, de las que sólo se tratan poco más de la mitad. Además, según la misma encuesta, los españoles sólo compramos un cepillo de dientes al año, cuando la recomendación es cambiarlo cada tres meses, ya que es un instrumento fundamental para una correcta higiene.

Es necesario prestar una mayor atención a nuestra higiene bucal. Hay que acostumbrar a los niños, desde pequeños, a que se laven los dientes correctamente. De esta forma será adultos más sanos. Si el dicho popular dice que por la boca muere el pez, lo mismo podríamos decir (exagerando un poco) de las personas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.